Tuve la fortuna de conocer a Eugenia Iriarte en el curso básico de PSYCH-K®. Es un ser que irradia energía de paz y empatía. Ella me ayudo facilitando la re-programación de creencias (en nuestro caso fueron 3 frases) a mi padre a través del método de subrogación (a distancia). Debo admitir que a pesar de conocer el poder de la herramienta tenía mis dudas en cuanto a la re-programación a distancia, y me sorprendió ver los efectos a corto plazo. Nunca le dije a mi familia que había solicitado esta ayuda, y solo lo comente con mi madre cuando ella me llamo sorprendida para contarme los cambios de conducta y actitud que notaba en mi padre. Cambios muy positivos como mostrar mayor amabilidad para con ella y mi hermano, mostrarse más sensible y comunicativo. Yo note también el cambio aunque al estar en otra provincia no es algo cotidiano, sino que me ha llamado por teléfono 3 veces en un mes, cuando era raro que lo hiciera. Su voz se escucha más tranquila, su actitud más conciliadora. Me ha expresado sus deseos de reunirse con sus hermanos a los que hace años no ve (uno de ellos ya hace 20 años que no se ven ni hablan) y me contó sus planes para reunirlos este año. Estoy muy agradecida a Eugenia por entrar en mi vida.

Sabrina, Argentina